Hoy ayudamos a la difusión del Proyecto de Investigación Cabeza Ladrero

Hace un tiempo tuvimos un agradable y didáctico encuentro con Ángel Jordán en el yacimiento arqueológico de Los Bañales, concretamente en El Pueyo, donde estaba excavando junto con otros colegas en una tarde calurosa del mes de junio.

Siempre curiosos y preguntones, ArqueoTrip se presentó a los arqueólogos y les pedimos, si no les importunábamos, que nos explicaran brevemente que se traían entre manos. Nos atendieron con mucha amabilidad y nos indicaron los elementos imprescindibles que debíamos visitar en El Pueyo. Además les pedimos una información complementaria sobre la epigrafía del foro de Los Bañales y Ángel nos explicó con detalle este aspecto tan relevante de este enclave arqueológico de las Cinco Villas.

Modelo de proyecto aqueológico de Cabeza Ladrero

Hemos guardado un buen recuerdo de este encuentro y, lo que son las cosas, las redes sociales nos han traído nuevamente noticias de Ángel Jordán. En esta ocasión como director del proyecto arqueológico Cabeza Ladrero en Sofuentes. Hemos revisado el apartado de colaboración del proyecto en el que se describe lo siguiente:

Una de las señas de identidad del Proyecto Arqueológico de Cabeza Ladrero es la apertura hacia cualquier interesado en participar en el proyecto, tanto si es estudiante como investigador o un simple particular. Para nosotros no hay interés pequeño, cuestión sin sentido o información sin importancia. 

Todo tiene su valor y con la suma de todos nuestros esfuerzos creamos un proyecto diferente, participativo y abierto. 

Si quieres participar en nuestro proyecto, escríbenos a info@cabezaladrero.es y, en la medida de nuestra capacidad, estaremos encantados de atenderte o incorporarte a nuestro equipo.

Cabeza Ladrero10

Arqueología, Investigación, Colaboración y Difusión. – © Proyecto Cabezo Ladrero

Cabeza Ladrero en ArqueoTrip

Nos ha parecido interesante proponer a Ángel y al Equipo del Proyecto Cabeza Ladrero una colaboración desde ArqueoTrip consistente en lo que hacemos habitualmente, promoción y difusión del turismo arqueológico. Si bien es un proyecto incipiente, en nuestro blog siempre hay espacio de difusión para los proyectos científicos, de recuperación e interpretación del patrimonio pues muchos ellos terminarán siendo un espacio visitable y con seguridad, incorporados a nuestro catálogo de destinos recomendados

Nuevamente le pedimos a Ángel Jordán que nos dedique un tiempo para explicarnos en qué consiste el proyecto arqueológico Cabeza Ladrero.

¿Quién es Ángel Jordán?

Soy natural de Zaragoza y navarro de adopción, lo cual me convierte en una persona muy cabezota, pero también con una gran curiosidad por conocer las cosas. Soy doctor en Historia por la Universidad de Navarra, especializado en epigrafía latina y arqueólogo (una combinación un poco rara), con varias campañas a mis espaldas como estudiante y desde el 2012 como director.

Por favor Ángel, preséntanos al equipo de profesionales, instituciones y organizaciones que participan en Cabeza Ladrero

El equipo en la actualidad está formado por quince profesionales procedentes de diversas ramas del conocimiento que tienen en común el amor por el buen hacer y el detalle, la generosidad y, sobre todo, la pasión por un yacimiento único como es el de Cabeza Ladrero. Sin embargo, no es un número cerrado. Como bien decías en la introducción, estamos abiertos a cualquier tipo de colaboración. De hecho, para nosotros es un reto, en el buen sentido del término, el conseguir emocionar e integrar a más investigadores en él para que nos puedan aportar nuevos enfoques de trabajo.

Cabeza Ladrero01

Inventario de piezas en Sofuentes – © Proyecto Cabezo Ladrero

Equipo multidisciplinar

Ahora mismo está encabezado por un grupo de seis arqueólogos que recogen la veteranía de gente como Rafa, Vega y Sergio, que llevan décadas excavando y con los que aprendemos día a día, y la juventud de otros como Iosu, que se acaba de graduar hace nada, y que nos aporta el ansia por el conocimiento de metodologías, ideas o prácticas nuevas.

Tras ellos tenemos un fuerte grupo de técnicos especialistas en Biología (Anna B., Anna F., Abel), Zoología (Javier) y Antropología (Natasa, Lucía), que desarrollan su trabajo en los laboratorios de Arqueología de la UAB, de Zoología de la UAM y de Antropología de la UAM. Gracias a ellos nuestro proyecto trasciende la simple excavación arqueológica. Su presencia nos obliga a conseguir y mantener unos elevados estándares de calidad a lo largo de todo el proceso de excavación, para que luego ellos puedan realizar un trabajo de laboratorio con garantías.  Pero lo que nos aportan a cambio no tiene precio, pues nos abren el abanico de preguntas a realizar al yacimiento hasta el infinito. Sin duda su trabajo es exigente para con nosotros, también lento y callado, pero con unos resultados espectaculares.

Cabeza Ladrero06

Inventario de piezas en Sofuentes – © Proyecto Cabezo Ladrero

Por último, hemos conseguido incluir a otras personas que nos complementan en otras facetas que también nos han parecido muy importantes en el Proyecto, como es la parte de Documentación (Sara), la de dibujo (María) y, sobre todo, la de Restauración y Conservación (Cristina).

Colaboradores

Junto a todos estos arqueólogos y especialistas tenemos nuestro segundo corazón en forma de colaboradores. Sin personas como Mar F., Mar L., Mari Carmen, Sergio o Miguel Ángel, entre otros, nada de lo que estamos empezando ahora hubiera podido ser posible.

Cabeza Ladrero05

Llave de arco, también conocida como “de templo” – © Proyecto Cabezo Ladrero

Apoyo institucional

Para terminar, también tenemos detrás el apoyo institucional del Gobierno de Aragón, de los ayuntamientos de Sofuentes y Sos del Rey Católico, así como de la Asociación Tabula.

Ángel, por favor descríbenos brevemente el proyecto de investigación

El Proyecto, en esencia, es muy sencillo. Busca conocer a las personas que vivieron tanto en Cabeza Ladrero como en su área de influencia. El sustantivo “Personas” es algo que quisiera resaltar. En demasiadas ocasiones vemos yacimientos espectaculares, con grandes edificios, calles, monumentos… andas horas y horas en ellos, maravillándote de la capacidad de construcción y el sentido estético que tenían, pero al final con lo único que te quedas es con piedras. Nuestro proyecto busca a la persona que puso esas piedras, sus deseos, inquietudes, problemas…

Cabeza Ladrero03

Inventario de piezas en Sofuentes – © Proyecto Cabezo Ladrero

Ángel, desde tu punto de vista ¿Cuáles serían los valores diferenciales tanto culturales, como científicos del patrimonio arqueológico de Sofuentes y de su área de influencia? 

Cabeza Ladrero es un enclave prácticamente desconocido, lo cual es paradójico porque aparece en la literatura científica desde el siglo XVIII. En este sentido, todo está por hacer en él. Por lo que podemos intuir, debió de tener una cierta entidad y una cronología muy amplia, posiblemente entre los siglos IV a.C. y IX d.C. Además, jerarquiza un entorno geográficamente cerrado, vinculado a la cuenca del río Castiliscar, donde se tienen noticias de muchos yacimientos. Todos estos elementos crean una zona de una gran riqueza cultural y un gran potencial científico que nos van a permitir obtener información de muy diverso tipo (social, económica, biótica) para épocas tan desconocidas en la comarca de las Cinco Villas como el Hierro, la tardoantigüedad o el periodo musulmán. Sin duda, estamos ante un libro de 370 km2 esperando a ser abierto para mostrarnos cómo evolucionó el ser humano durante más de trece siglos.

Cabeza Ladrero08

Relieve en el torreón de Sofuentes – © Proyecto Cabezo Ladrero

¿De qué recursos se dispone actualmente y cuáles son las prioridades a nivel de dotaciones materiales y de recursos humanos? 

Los recursos con los que contamos son muy limitados, aunque por fortuna el proyecto está diseñado en esta fase para minimizar los gastos. Actualmente contamos con la colaboración de los laboratorios de Arqueología de la UAB y de Antropología y Zoología de la UAM, que nos garantizan un correcto estudio de los materiales bióticos. Además, también contamos con la ayuda de colaboradores particulares que nos permiten realizar vuelos con drones como paso previo a la prospección de las diferentes zonas.

Cabeza Ladrero07

Ortofoto del yacimiento de Cabeza Ladrero, vuelo del 2005 – © Proyecto Cabezo Ladrero

Sin embargo, es cierto que todavía tenemos alguna carencia que estamos tratando de solventar. Una es la ausencia de un geólogo que nos permita comprender correctamente las interacciones del entorno físico con el yacimiento, para así poder valorar de forma más exacta su proceso de destrucción. Pero, sobre todo, nos interesa alguien, o una institución, que nos facilite la realización de prospecciones geomagnéticas que complementen las prospecciones arqueológicas de superficie. Su utilización nos parece de gran importancia, puesto que es una técnica no intrusiva, ni destructiva, aspecto que nos preocupa mucho, que nos permitiría obtener gran cantidad de información arqueológica y plantear mucho mejor las intervenciones, con la reducción de costes y trabajo que ello conllevaría. 

¿En qué momento del proyecto de investigación estáis y cuáles van a ser los primeros pasos? 

El proyecto arqueológico de Cabeza Ladrero fue aprobado por el Gobierno de Aragón en abril de 2016 por lo cual, como quien dice, acabamos de nacer. En esta primera fase del proyecto, que estimamos que durará cinco años, nuestro objetivo es tratar de dar respuesta a las preguntas fundamentales que genera cualquier tipo de asentamiento humano: ¿Qué extensión tuvo? ¿Cuándo se desarrolló? Y, sobre todo, ¿Qué es, una ciudad, un santuario…? Son aspectos básicos, pero que en Cabeza Ladrero se desconocen y eso lo hace tan interesante. Todo ello, además, combinado con el conocimiento de su área de influencia, también muy marcada por el abandono científico, con alguna notable excepción, como el espectacular sarcófago paleocristiano de Castiliscar.

En este contexto, ¿nuestros primeros pasos? Prospectar, prospectar y prospectar. Ante un yacimiento de esta entidad hay que ser prudentes y queremos agotar todos los recursos que estén a nuestro alcance para conocerlo interviniendo en él lo menos posible. El material, las casas, las personas, llevan allí más de dos mil años y no pasa nada porque esperen un poquito más. Sin embargo, nunca nos perdonaríamos si nos pusiéramos a excavar de forma errónea. 

Cabeza Ladrero02

Inventario de piezas en Sofuentes – © Proyecto Cabezo Ladrero

Ángel aunque trabajas en disciplinas vinculadas con el pasado, en este momento te vamos a pedir que nos hables de futuro ¿Cómo veis el proyecto arqueológico de Cabeza Ladrero en un futuro próximo?

En el futuro veo el Proyecto despegando, consolidándose tanto desde el punto de vista económico como científico. Veo un proyecto que despierta el interés de la investigación, al ser generador de nuevas ideas y que sirve de centro de atracción a  científicos de todo tipo. Además, junto a esta parte más científica, también veo un proyecto que trabaja en una estrecha relación con los vecinos de Sofuentes y con el resto de pueblos circundantes, creando un proceso retroalimentador que nos impulse cada vez más lejos.

Cabeza Ladrero09

Inventario de piezas en Sofuentes – © Proyecto Cabezo Ladrero

En ArqueoTrip nos parece prioritario conocer qué beneficios deberá aportar la investigación y puesta en valor de este patrimonio arqueológico en el entorno local de Sofuentes

Aquí me vas a permitir que me aleje un poco del habitual tópico de los beneficios del turismo. Si estuviéramos en un país donde el turismo cultural está muy extendido y es de calidad y si lleváramos trabajando al menos una década de años, quizá podría ser un factor a considerar. Pero estamos empezando y generar expectativas al respecto creo que sería una gran irresponsabilidad. Hace falta mucho tiempo y trabajo para empezar a considerar el yacimiento de Cabeza Ladrero como un elemento dinamizador de la zona.

La repercusión inmediata de nuestro trabajo es otra, mucho más íntima. Nos gustaría que contribuyera a aumentar el sentimiento de comunidad y a la reconciliación de los vecinos de Sofuentes con el mundo académico. Por desgracia, durante mucho tiempo Sofuentes ha sido lugar frecuente de expolio, y los vecinos, que son plenamente conscientes de la riqueza cultural que tienen en su pueblo, han visto con impotencia cómo se les abandonaba desde las instituciones científicas y desaparecía parte de su Patrimonio. A nosotros nos gustaría tender puentes para que olviden ese pasado funesto y, además, para permitir que mejoren su relación con su Patrimonio. Esto no es baladí, los estudios realizados por el English Heritage indican que la población que se relaciona con su Patrimonio tiene una mejor calidad de vida, porque considera que vive en un sitio mejor.

Cabeza Ladrero04

Web del proyecto – © Proyecto Cabezo Ladrero

Como pensáis trasladar al ciudadano y a los futuros visitantes el resultado de vuestros trabajos 

Tenemos tres cauces a través de los cuales poder trasladar al ciudadano los resultados que vayamos obteniendo.

El primero puede considerarse que es el tradicional, por medio de charlas tanto en Sofuentes como en los pueblos circundantes (Sos del Rey Católico, Castiliscar, San Isidro del Pinar, Cáseda, Carcastillo). Ahora, además, las nuevas tecnologías permiten una relación casi inmediata por medio de nuestra página de Facebook, un factor que se está haciendo cada vez más indispensable en este tipo de proyectos, aun cuando todavía creo que tenemos que aprender, como colectivo, a gestionarlo.

Cabeza Ladrero11

11 Página de Facebook – © Proyecto Cabezo Ladrero

Por último, tenemos una tercera vía que es la que más nos gusta, que es estar con la gente. Veo muy tristes esas excavaciones en las cuales los arqueólogos van, trabajan y se marchan, estableciendo una barrera entre ellos y la población. En relación con ello, no hay frase más explícita que la que acuñó A. Azkárate para su labor en Vitoria: “Abierto por obras”. Veo con gran alegría que se aplica en otros proyectos y nosotros también la hemos copiado sin pudor. Nuestro proyecto está abierto a que cualquier vecino, en cualquier momento, nos acompañe en nuestro camino durante el tiempo que quiera y de la forma que quiera. Es una suerte de Community archaeology suavizada en una Arqueología colaborativa en la que quien quiera se puede transformar de un sujeto pasivo en un participante activo.

¿Cómo puedo contactar con el equipo del proyecto de investigación de Cabeza Ladrero para obtener información complementaria y qué canales de comunicación y redes sociales estáis utilizando?

Hay varias formas de ponerse en contacto con nosotros. Pueden escribirme directamente a mí, a través del mail ajordan@cabezaladrero.es o, al proyecto, a través de info@cabezaladrero.es. También se puede contactar desde nuestra Web http://www.cabezaladrero.es y desde nuestra página de Facebook: https://www.facebook.com/cabezaladrero.

Queremos dar las gracias a Ángel Jordán y a todo el equipo de profesionales e instituciones que hacen posible el proyecto de investigación de Cabeza Ladrero en Sofuentes (Zaragoza) por compartir con ArqueoTrip su proyecto. Vamos a seguir apoyando a este grupo activo desde ArqueoTrip, aportando lo que creemos que podemos hacer mejor, la difusión.

Estamos convencidos de que el retorno de la inversión en este tipo de proyectos está asegurado, especialmente si tenemos en cuenta que estamos ante un recurso cultural único que espera su oportunidad para ocupar el lugar que se merece.

Emilio Sanz / Pilar Sánchez (ArqueoTrip – 2016)

Puedes suscribirte gratis a ArqueoTrip y te notificamos los nuevos contenidos a tu email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This