REGINA TURDULORUM

PREPARA TU VISITA


VISITA
¿QUÉ VAS A DESCUBRIR?

En su Historia Natural, Plinio cita a Regina entre los oppida non ignobilia situados en la zona oriental de la Baeturia, la región que se extendía entre el Guadiana y el Guadalquivir y que estaba ocupada por los Túrdulos.

Los motivos de la creación de la ciudad estuvieron íntimamente ligados a razones económicas: abundancia de minas, buenos terrenos agrícolas, zonas boscosas, abundancia de agua, así como una buena red de comunicaciones como la calzada que unía Augusta Emérita (Mérida) con Híspalis (Sevilla).

Regina Turdulorum sigue la tipología clásica de una ciudad romana. Sus calles se circunscribían a un trazado ortogonal formando insulaes o manzanas. Como toda urbe romana contaba con dos calles principales, el Cardo y el Decumanus que se cruzaban en el foro. En Regina Turdulorum se pueden recorrer espacios visitables como el teatro, edificios religiosos, áreas públicas, domus, mercado, calles, etc.

Recomendamos comenzar la visita en el Centro de Interpretación de Regina, ubicado en el núcleo urbano de Casas de Reina.

LOCALIZACIÓN

Casas de Reina, Badajoz.

ACTIVIDADES RECOMENDADAS

Actividades culturales y de ocio

ORGANIZA TU VISITA

Horarios y condiciones de visita

RESERVA TU ALOJAMIENTO

VALOR CULTURAL

Recomendamos comenzar la visita en el Centro de Interpretación de Regina, ubicado en el núcleo urbano de Casas de Reina.

Los orígenes de la ciudad de Regina tenemos que buscarlos en el cercano cerro de las Nieves en Reina. Allí existió un poblado fortificado que se extendió por una superficie de 4 o 5 hectáreas que contaba con un foso defensivo y una muralla de la que han llegado a nuestros días escasos restos. En su Historia Natural, Plinio cita a Regina entre los oppida non ignobilia situados en la zona oriental de la Baeturia, la región que se extendía entre el Guadiana y el Guadalquivir y que estaba ocupada por los Túrdulos.

En época Julio-Claudia se empieza a construir la ciudad de Regina en el llano, muy cerca del citado cerro y junto a la calzada que a través de la Sierra Norte y Astigi, unía Emerita Augusta con Hispalis. En el proceso de romanización de Hispania, fue muy recurrente el traslado de poblaciones de zonas altas a terrenos llanos, quizás para aprovechar mejor los recursos naturales. La zona contaba con buenas tierras para el cultivo, era rica en agua y contaba con importantes recursos mineros. Según algunos epígrafes encontrados, la ciudad en el llano pudo estar ya fundada en tiempos de Claudio. No fue un núcleo de población demasiado extenso.

En período Julio-Claudio se detecta un importante desarrollo de la ciudad y pueden fecharse la construcción de diversos edificios de carácter público en la zona del Foro. El teatro pudo edificarse en época de Claudio o de Nerón. Parece que en el siglo II el desarrollo de Regina fue constante.

Con los emperadores Flavios la ciudad adquiere su máximo esplendor coincidiendo con el acceso al estatuto jurídico privilegiado de municipium. La expresión res publica reginenses hallada en algunas epigrafías dan prueba de ello. En esa fecha se pudo desarrollar la zona foral, y reformarse el teatro.

Pocas noticias hay de los próximos siglos. Regina es citada por última vez en las Actas del II Concilio Hispalense en el año 619, presidido por San Isidoro, en el que se dirimió un pleito entre ésta y Celti (Peñaflor) por la jurisdicción de una basílica.

TURISMO LOCAL

INFORMACIÓN DE TURISMO LOCAL
Información local

MAPA

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This