3 razones para visitar la Villa Romana de La Olmeda


Valor Cultural

Fue una explotación agrícola en la que se diferencian dos fases cronológicas distintas. Por un lado, existió una villa fundada a finales del siglo I que perduró hasta finales del siglo III, momento de crisis económica y social. Por otro, la reedificación de la villa, de nueva planta y en un lugar distinto, durante el siglo IV, perdurando hasta mediados del siglo V, y siendo destruida y abandonada posiblemente en el siglo VI. Perteneció a un núcleo aristocrático que constituía una dinastía familiar de terratenientes, cuyos retratos se observan en el mosaico principal.

Recursos para la visita e interpretación

Yacimiento accesible, musealizado, aparcamiento, visitas guiadas en diferentes idiomas, proyecciones, tienda, librería, auditorio, actividades culturales, talleres, fichas didácticas y el museo monográfico de La Olmeda localizado a seis kilómetros, en Saldaña.

Localización

Declarada Bien de Interés Cultural en 1996, se localiza en Pedrosa de la Vega, Palencia.


¿Qué vas a descubrir en la Villa Romana de La Olmeda que no encontrarás en otro lugar?


Posiblemente el mayor atractivo de la villa lo constituye el conjunto de mosaicos que pavimenta sus suelos, considerado como uno de los más importantes de España y, en su conjunto, la Villa Romana de La Olmeda es una de las mejores de Europa. El espacio excavado hasta el momento muestra dos partes independientes pero unidas a través de un pasillo: por un lado el edificio principal, utilizado como vivienda por los dueños, de casi 3.000 m2, regular y simétrico en torno a un eje norte-sur y que presenta una planta cuadrada con un gran patio central, rodeado de galerías a las que acceden las distintas estancias y, por otro lado, al oeste, los baños.