Os recomendamos desde ArqueoTrip que leáis con detenimiento esta entrevista con Susana de Luis, arqueóloga, vinculada al proyecto desde hace más de siete años. Para los que no conozcan el Proyecto de Monte Bernorio en su Entorno, estáis de enhorabuena, ya que tenéis una cita obligada con este enclave cultural y paisajístico entre Palencia y Cantabria.

Creo que Susana ha descrito de una forma muy brillante el proyecto, sus diferentes valores y un entorno local muy sensible con el mismo.

Estamos convencidos que Monte Bernorio merece un buen Centro de Interpretación, ya hay mucho que contar y, sobre todo, mucho que descubrir e interpretar.

¿Quién es Susana de Luis Mariño?

Susana de Luis Mariño, En cuanto a lo que me define profesionalmente, soy historiadora y arqueóloga y, como muchos de l@s compañer@s de profesión, esta elección fue vocacional. La mayoría de nosotr@s tuvimos claro desde muy pronto que lo nuestro era pasar una gran parte de nuestras vidas entre libros, bibliotecas, almacenes y excavaciones. Y, fieles a nuestro amor por la profesión, así lo hicimos. Me licencié en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y mi expediente académico indica que soy especialista en Prehistoria, aunque opino que realmente lo soy en Protohistoria. Realicé mi último curso en la Universidad de Burdeos (Francia) gracias a una beca Erasmus que me dio la oportunidad de crecer tanto a nivel profesional como humano. En segundo de carrera me percaté de que las clases teóricas debían ser complementadas con una formación práctica. Fue entonces cuando me interesé por participar en las labores del laboratorio de Arqueología de la Universidad. Tras probar en algunos de los proyectos que gestionaban allí los materiales, el de Monte Bernorio me atrajo y me acogió de tal manera que todavía continúo en el mismo: antes como alumna colaboradora, ahora como formadora de alumnos.

Continué mi formación con varios cursos específicos y de idiomas, así como con la participación en excavaciones y prospecciones a nivel nacional e internacional, donde he tenido la oportunidad de conocer maneras muy diferentes de trabajar. Entre 2011 y 2013 realicé el Máster de Arqueología y Patrimonio de la Universidad Autónoma de Madrid, donde presenté un Trabajo Fin de Máster que me permitió decantarme por la línea de investigación que actualmente sigo, la de la Arqueología de la religión y de los espacios rituales de la Edad del Hierro.Durante algunos meses fui becaria del Museo de Artes y Tradiciones Populares de Madrid, donde materialicé mi admiración por la Etnología y la Museología.

Actualmente soy Técnico Superior de los trabajos de campo y laboratorio del Proyecto “Monte Bernorio en su entorno”, así como secretaria y tesorera del IMBEAC (Instituto Monte Bernorio de Estudios de la Antigüedad del Cantábrico), asociación de la que también soy socia fundadora. En los últimos años he complementado esta trayectoria profesional con uno de mis hobbies como es la artesanía del cuero, algo que me ha permitido investigar acerca del trabajo de esta materia en la Antigüedad y comenzar con una nueva línea de investigación sobre Arqueología Experimental así como con un trabajo artístico.

Por favor Susana, preséntanos al equipo de profesionales que participan en el proyecto

En primer lugar hay que citar al IMBEAC (Instituto Monte Bernorio de estudios de la Antigüedad del Cantábrico). Esta organización se creó en 2009 con el objetivo de convertirse en un ente gestor no sólo del Proyecto Monte Bernorio, sino también de otros proyectos arqueológicos y científicos que poco a poco iban surgiendo. También respalda institucionalmente a sus socios e investigadores, así como tiene la función de convertirse en una plataforma de comunicación y formación desde la que impulsar otro tipo de iniciativas culturales. Tuve la suerte de ser una de las socias fundadoras, y desde 2011 de desempeñar distintos cargos de responsabilidad. Para más información acerca de esta Institución se puede consultar la página web www.imbeac.com.

Contamos con el importante respaldo de Instituciones como el Departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid o del gabinete de Antigüedades de la Real Academia de la Historia. En el Laboratorio del Departamento de Prehistoria de la Complutense se realizan los análisis y el estudio de los materiales arqueológicos antes de su entrega al Museo de Palencia. Hemos realizado distintas colaboraciones con otras universidades como con el Institut für Archäologische Wissenschaften de la Universidad de Frankfurt am Main, (dirigido por el Prof. Felix Teichner) o en Instituto Ausonius de la Universidad Michael de Montaigne (Burdeos, Francia). El IMBEAC, y en especial el Proyecto Monte Bernorio, cuenta con el respaldo y el apoyo de numerosos y conocidos profesores de Universidad, así como de investigadores de renombre y de estudiantes que trabajan y se forman con nosotros. Entre ellos hay que destacar a los directores del proyecto, que son un referente en la Arqueología española e internacional: el Dr. Jesús F. Torres Martínez (Kechu) y el Catedrático y Academico de la Real Academia de la Historia Prof. Dr. Martín Almagro Gorbea.

La Agrupación Comarcal del Desarrollo de la Montaña Palentina ha colaborado también muy activamente con nosotros, haciendo posibles múltiples iniciativas y ayudándonos a poner en valor el yacimiento tanto arqueológica como geológicamente. La Junta de Castilla y León, la Diputación de Palencia y el Gobierno de Cantabria han ayudado económicamente para fomentar el avance de las investigaciones. El apoyo económico de Ayuntamientos como los de Pomar de Valdivia, Barruelo de Santullán y Aguilar de Campoo (todo ellos en Palencia) es esencial, ya que son conscientes de la necesidad de continuidad que debe tener el Proyecto.

Por otra parte, es muy representativa la ayuda económica y moral que recibimos por parte de particulares, que realizan donaciones mediante las campañas de crowdfunding que llevamos a cabo de manera permanente en nuestra web. En los últimos años estas aportaciones han supuesto una ayuda considerable que nos ha permitido mantenernos económicamente, haciéndonos saber que los ciudadanos están muy interesados en nuestro trabajo. También muchos voluntarios participan activamente de distintas formas en las actividades que proponemos. Queremos destacar la colaboración que llevamos a cabo con el Poblado Cántabro de Argüeso desde hace unos años, ya que ambos proyectos compartimos objetivos como la difusión del Patrimonio Cultural de la zona, la educación para el respeto de la Arqueología y el estudio de la Edad del Hierro a través de diferentes fuentes, en su caso, de la Arqueología Experimental.

Susana, por favor descríbenos brevemente dónde se localiza y qué es el Proyecto Monte Bernorio en su Entorno

Como su propio nombre indica, el yacimiento principal del proyecto es Monte Bernorio, situado en Villarén de Valdivia (Palencia). El proyecto se centra en el estudio de la evolución histórica de este enclave, principalmente del papel que desempeñó a lo largo de la Edad del Hierro así como durante y tras el episodio de las Guerras Cántabras. No obstante, se entiende que, para obtener una visión completa, clara y científica de esta evolución, no basta con estudiar el yacimiento de manera aislada. Y es ahí donde el estudio de su “entorno” toma un papel principal. En este sentido, Monte Bernorio es el eje principal de una investigación que se extiende por toda su comarca, para proyectarse al conjunto del Cantábrico o incluso el occidente europeo y atlántico.

Los materiales arqueológicos que se extraen de las excavaciones y que se encuentran en las prospecciones arqueológicas se procesan en el laboratorio de Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid, teniendo que ser luego depositados en el Museo de Palencia. Las investigaciones llevadas a cabo a través del estudio de estos materiales o de las intervenciones arqueológicas las gestiona un equipo multidisciplinar repartido por las diferentes Comunidades Autónomas. Indico esto porque el proyecto no sólo se localiza en el enclave de su yacimiento principal, sino que al fin y al cabo su equipo trabaja desde muchos puntos de la geografía peninsular. El Proyecto Monte Bernorio en su entorno, además de tener como objetivo principal la investigación científica, se ha consolidado como una plataforma de formación para los estudiantes que colaboran con nosotros. Apostamos por una formación completa y de calidad de los colaboradores y nos convertimos en un “aval” que les ayuda a nivel profesional, puesto que son el futuro de este proyecto y de la Arqueología española.

Susana desde tu punto de vista ¿Cuáles serían los valores diferenciales tanto culturales, como científicos y educativos del Proyecto Monte Bernorio en su Entorno?

Creo que el Proyecto Monte Bernorio es diferente a muchos proyectos por distintas razones.

En primer lugar porque el yacimiento de Monte Bernorio es único desde un punto de vista arqueológico, cultural y medioambiental. Eso hace que trabajar allí sea un privilegio, pues existen restos arqueológicos de una amplia cronología que, por cierto, poseen una excelente conservación. Por este motivo, Monte Bernorio se convierte en un lugar muy enriquecedor tanto para el visitante, que conoce los restos de muy diversas épocas en el mismo enclave, como para el arqueólogo, que aprende y disfruta con la diversidad de sus restos.

En lo que concierne a los valores científicos, podemos decir que el equipo está formado por grandes profesionales que realizan su trabajo con un gran rigor científico, tanto en el campo como en el laboratorio. Se recuperan grandes cantidades de restos de distintos tipos que han sufrido diferentes vicisitudes. La cantidad de objetos recuperados, en comparación con otros núcleos de similares características del norte de la Península Ibérica o del occidente de Europa es muy alta, siendo el Bernorio unos de los yacimientos más rentables científicamente hablando.

En cuanto al valor educativo podemos decir que es una de nuestras prioridades. Por un lado, publicamos de modo frecuente los resultados de nuestros trabajos en publicaciones científicas. Pero además llevamos a cabo una importante labor de difusión para el público en general de todos nuestros trabajos, puesto que el fin último de nuestra investigación es poder transmitírselo a la población. En este sentido no sólo estamos presentes en Congresos y Seminarios científicos, sino que impartimos conferencias adaptadas a todos los públicos, en especial dedicados a los habitantes de la comarca del Bernorio y zonas aledañas. Por otro lado, es muy importante el que los estudiantes que colaboran con nosotros reciban una buena formación. En este sentido les facilitamos cursos específicos así como reservamos bastantes plazas para ellos en nuestro laboratorio, excavaciones y prospecciones, donde reciben una formación especializada y personalizada. Su participación es muy importante, ya que muchos de los trabajos que realizamos no podrían llevarse a cabo sin su dedicación. Además somos conscientes de que son el futuro del Proyecto y queremos que Monte Bernorio deje huella en su carrera profesional de una manera muy positiva.

¿De qué recursos de interpretación e infraestructura se cuenta actualmente para la visita?

En los años 2004, 2005 y 2006 el Proyecto Monte Bernorio presentó un proyecto para la realización de un Centro de Interpretación del yacimiento en la localidad de Villarén, en el municipio de Pomar de Valdivia. El ayuntamiento y la pedanía se mostraron tan entusiasmados con la idea que donaron gratuitamente los terrenos para su ubicación. Sin embargo, a pesar de tratarse de una iniciativa económica y museográficamente muy interesante, no se aprobaron los presupuestos para su realización, por lo que esta iniciativa lleva en stand by desde entonces. Por este motivo tuvimos que pensar en otro modo de poner en valor Monte Bernorio, ya que su importancia cultural lo demandaba. Fue entonces cuando entramos en contacto con la Agrupación Comarcal de Desarrollo de la Montaña Palentina cuya filosofía es difundir y conservar el Patrimonio cultural y natural de esta comarca. Gracias a su apoyo se publicó una guía de autovisita del yacimiento con un éxito enorme. La primera edición se agotó en apenas 20 días y se ha editado una segunda edición ya prácticamente agotada. Se trata de un pequeño libro de bolsillo elaborado por el equipo científico del Proyecto que marca un itinerario comentado a l@s interesad@s, ampliando además este recorrido con información arqueológica. Gracias también a ACD Montaña Palentina se ha señalizado el camino de subida al yacimiento, así como se han colocado unos grandes carteles informativos en Monte Bernorio. Estos carteles, elaborados en tres idiomas, cuentan además con códigos QR que permiten ampliar la información descargando datos e imágenes en dispositivos móviles.

Desde el año 2004 se llevan a cabo visitas guiadas, actividades infantiles y jornadas de puertas abiertas durante las semanas que el equipo realiza las excavaciones arqueológicas. También se imparten conferencias por la comarca así como a nivel nacional e internacional, y continuamente se elaboran artículos científicos y divulgativos. Todo ello es otra manera de poner en valor Monte Bernorio. No obstante, pensamos que la mejor manera de hacerlo sería contar con un Centro de Interpretación que proporcionara al visitante una información gráfica y audiovisual previa a la visita a la montaña y la zona arqueológica, por lo que seguimos intentando que este proyecto se lleve a cabo.

Tanto la guía de autovisita como una parte los carteles centran su información en el yacimiento de la Edad del Hierro que posee Monte Bernorio así como en el papel que desempeñó en las Guerras Cántabras y en la primera fase de la romanización, a pesar de que cuenta con yacimientos de otras épocas como la Calcolítica o la Edad Media, además de con importantes restos de la Guerra Civil Española. Esto se debe a que Monte Bernorio es una enclave estratégico excepcional y se caracteriza principalmente por ser uno de los oppida (ciudad fortificada) más importantes de la Edad del Hierro peninsular y europea, así como por desempeñar un papel muy importante durante las Guerras Cántabras. Es tal la cantidad de información arqueológica que proporciona, que el proyecto tuvo que centrar su investigación en este momento de su Historia, motivo por el cual es el periodo más conocido y, por tanto, en que fundamentalmente se da a conocer en su puesta en valor. Pero la investigación de todos los momentos históricos es igualmente importante para nuestro equipo.

¿Cuál es la estrategia actual de puesta en valor de Monte Bernorio?

Continuaremos demandando la financiación del Centro de Interpretación. Mientras tanto haremos todo lo posible por fomentar la visita a Monte Bernorio como enclave arqueológico y natural excepcional a través de todos los medios que nos sean posibles. Especialmente los relacionados con las nuevas tecnologías, que no siempre exigen grandes inversiones, sino conocer bien sus aplicaciones potenciales y optimizar sus rendimientos. De momento la guía de autovisita se sigue reeditando, e intentaremos incluir más paneles explicativos en los puntos arqueológicos más representativos del yacimiento. Poner en valor un yacimiento no sólo pasa por hacerlo visitable, si no por difundir su potencial patrimonial, que es uno de los objetivos principales del proyecto. En este sentido, continuaremos publicando los resultados de las investigaciones llevadas a cabo en artículos científicos y divulgativos. También nos parece muy importante el estar activos a través de redes sociales como Facebook, twitter y a través de nuestra página web, pues son también un medio para poner en valor Monte Bernorio. El proyecto posee un Comunity Manager que se dedica específicamente a esta función y lo hace de modo muy eficaz. Sin olvidar la importancia de las conferencias que habitualmente imparte el equipo a lo largo del año en la comarca así como en Instituciones y en Congresos a nivel nacional e internacional.

Susana ¿cómo veis el Proyecto de Monte Bernorio en su Entorno en un futuro próximo?

El potencial científico, cultural, arqueológico y natural que posee Monte Bernorio promete resultados extraordinarios, por lo que este proyecto está destinado a crecer y mejorar. Ya sabemos que son tiempos difíciles económicamente y que la Investigación y la Cultura parecen haber sido olvidadas por los políticos, pero creo que es cuestión de tiempo que se recupere una visión más realista y que se percaten de que bajo el suelo de esta comarca tienen una verdadera mina de oro. Por este motivo vemos al Proyecto Monte Bernorio como uno de los motores culturales de la zona. Es además un yacimiento que va a dar muchísimas sorpresas a nivel científico, con hallazgos que van a dar mucho que hablar, algo que nos pasa cada campaña de excavaciones.

Tenemos pendiente la creación de convenios con otras Instituciones que nos permitan diversificar nuestro trabajo para convertirnos en unos mejores científicos, formadores y difusores culturales. Nuestros colaboradores y miembros del equipo científico cada vez son más, lo que hace posible la creación de nuevas líneas de investigación dentro del proyecto. Por ejemplo, están en proceso de creación líneas como el estudio del ámbito femenino en Monte Bernorio o la investigación de la arqueología del ritual en este enclave. Cada año llevamos a cabo más iniciativas. Por ejemplo este año 2014, en el que estamos celebrando los diez años del Proyecto, hemos realizado una exposición fotográfica itinerante, hemos llevado a cabo un Seminario Científico en Pomar de Valdivia que ha contado con la participación de importantes investigadores y, por contar una actividad diferente, nuestro proyecto está sirviendo como uno de los protagonistas principales en la grabación de un documental. Lo que quiero decir con esto, es que cada año encontramos nuevas maneras de difundir el proyecto, por lo que en un futuro Monte Bernorio será más conocido, y lo habrá hecho a través de diversos medios.

¿Qué beneficios aporta la puesta en valor de este recurso cultural al entorno local?

Muchos. Uno de ellos es el potencial cultural que fomenta en la toda la zona de influencia del yacimiento, que es muy grande. Esta comarca es conocida popularmente por su magnífico patrimonio de arte románico. No obstante, cuenta también (entre otros yacimientos relevantes) con uno de los enclaves de la Edad del Hierro (Monte Bernorio) y de las Guerras Cántabras (El Castillejo) más importantes de la Península Ibérica y de Europa, a los que no se les ha dotado de la puesta en valor que se merecen. Además son muchos más los yacimientos en estudio que tienen un enorme potencial como objetivo de turismo patrimonial y medioambiental de primer orden.

Si se actuara adecuadamente en la recuperación y puesta en valor de este rico y extenso patrimonio, toda esta comarca (y en especial en este caso concreto el municipio de Pomar de Valdivia) se convertiría en visita obligada para los turistas de la región, así como para los amantes de la cultura y de la naturaleza. Estos visitantes revitalizarían económicamente la zona al dormir en sus casas rurales, comer en sus restaurantes, comprando en sus tiendas… y llevándose consigo además parte de la identidad de sus habitantes. El hecho de fomentar las investigaciones en este enclave, difunde el enorme potencial de esta comarca de la Montaña Palentina a nivel nacional e internacional, y la da a conocer por todo el mundo, atrayendo así un nuevo turismo cultural apto para todos los públicos. No sólo la dinamización económica y cultural se revitaliza en estos casos, sino también la histórica e identitaria, pues los habitantes de los alrededores aprenden acerca de su pasado y crean unos lazos de solidaridad y participación entre ellos.

Además, la puesta en valor de un yacimiento como Monte Bernorio, que se enmarca dentro de un Geoparque (de Geoparque de Las Loras), fomenta un turismo sostenible que combina el respeto por nuestro pasado, por el paisaje y por la naturaleza. Invertir en Arqueología y su puesta en valor es proporcionar un futuro a la zona en la que se enmarca, ya que es un recurso no-deslocalizable que proporciona una fuente de ingresos económico-culturales permanentes.

Como visitante ¿qué voy a encontrar en Monte Bernorio que no encontraré en otro sitio?

Monte Bernorio es un yacimiento único que no deja indiferente a ninguno de sus visitantes. Y no lo digo porque le tenga especial cariño, pues quien lo conozca sabe a qué me refiero.

La primera toma de contacto con Monte Bernorio es la visual desde la lejanía, presentándose como una gran muela caliza que impresiona por su tamaño y forma, siendo un hito en el paisaje. Durante el camino de subida, tanto si se realiza en vehículo como a pie, el visitante se percata de la gran importancia estratégica que este enclave ha tenido a lo largo del tiempo. En este trayecto, seguro que tendrá la suerte de cruzarse con alguno de los animales que habitan en la zona (ciervos, rapaces, perdices, zorros…) y podrá apreciar la belleza natural que posee este Geoparque. Una vez en la cima, se percatará de la inmensidad de ésta y se sorprenderá de la extensión del yacimiento. Es un lugar muy particular, pues cuenta con una larga trayectoria histórica.

Posee un yacimiento Calcolítico en una de sus laderas. La gran ciudad fortificada (oppidum) de la Edad del Hierro ocupa una superficie de 28 ha intra-muros, llegando a una extensión de 90 ha si contamos con los campos atrincherados que conformaban la fortificación del núcleo. Cuando esta extensión es observada por los visitantes, expresan una gran sorpresa y admiración que se acrecienta si nos visitan en la jornada de puertas abiertas con el área de excavación descubierta. Su conservación es tan buena que pueden observarse a simple vista los restos de las defensas de terraplenes y campos atrincherados, la muralla con sus fosos así como los caminos y puertas de entrada después de dos mil años de abandono, algo que no deja indiferente a quien pasea por sus ruinas. Según las investigaciones, este núcleo poseía una extensión de ocupación similar a la que existiría ya en la Edad del Bronce, lo que convierte a Monte Bernorio en uno de los yacimientos conocidos con mayor continuidad cronológica. Pero no sólo eso: Monte Bernorio fue uno de los núcleos principales que los romanos debieron tomar en los inicios de las Guerras Cántabras, ya que se trata de un enclave estratégico que permite controlar el territorio en dirección norte-sur y este-oeste. Podemos decir que Monte Bernorio fue la llave para el inicio de la conquista romana del norte peninsular. Por ello Roma se esforzó en invertir una gran cantidad de energía en construir uno de los campamentos más grandes de Europa: el Castillejo, de 41 ha, que puede observarse desde el Bernorio. Monte Bernorio fue entonces asaltada, arrasada y quemada por las tropas romanas. Tras esta destrucción, Roma construyó en su cima un enclave defensivo amurallado permanente (castellum) que fue varias veces remodelado, y cuya muralla (agger) y torre principal (denominada popularmente “castillete”) es perfectamente visible en el terreno.

La historia del yacimiento no termina ahí: en la Edad Media se establece un despoblado medieval en la ladera noroeste y una ermita-vigía (Santa María del Bernorio) en la cima este. Durante la Guerra Civil Española este enclave mantiene su importancia estratégica, por lo que aquí tuvieron lugar importantes episodios bélicos. La cima del Bernorio y su zona norte conservan importantes vestigios arqueológicos de esta contienda militar, construcciones que reaprovecharon y modificaron parte de los restos que quedaban de la época Protohistórica y romana. Por este motivo, Monte Bernorio es uno de los yacimientos de la Guerra Civil mejor conservados y estudiados desde un punto de vista histórico y, sobretodo, arqueológico.

En conclusión: la visita de Monte Bernorio permite al visitante un recorrido histórico desde el Calcolítico pasando por la Edad del Bronce, Edad del Hierro, Guerras Cántabras, Romanización y Edad Media hasta la Guerra Civil Española en un enclave natural excepcional.

¿Cómo puedo contactar con el Equipo del Proyecto de Monte Bernorio en su Entorno para obtener información complementaria y qué canales de comunicación y redes sociales estáis utilizando?

Existen varias y diferentes maneras de ponerse en contacto con nosotros ya que tenemos una importante presencia en las redes sociales. En Facebook y Twitter publicamos todas las actividades que llevamos a cabo, así como respondemos a los comentarios de los interesados. Nuestra plataforma oficial es la página web (www.montebernorio.com) donde, además de presentar estas actividades, existe toda una serie de información complementaria acerca del yacimiento, incluyendo una galería fotográfica.Además, desde esta plataforma se pueden descargar de manera gratuita y en formato PDF muchos de los artículos elaborados por el equipo científico del proyecto.

Si alguien quiere contactar con nosotros de manera más formal y específica puede escribirnos a nuestro correo electrónico, imbeac@gmail.com. El IMBEAC (Instituto Monte Bernorio de estudios de la Antigüedad del Cantábrico) es la institución cultural y científica que gestiona distintos proyectos, entre los que se encuentra el de Monte Bernorio. La actual secretaria es una servidora por lo que, si hay algún/a interesad@, puede escribir un email a la atención de Susana de Luis Mariño. Toda la información acerca de los proyectos que lleva a cabo el IMBEAC y acerca de sus investigadores se puede consultar en www.imbeac.com.

Gracias a Susana de Luis y a todo el equipo de profesionales que hacen posible Monte Bernorio en su Entorno. Desde ArqueoTrip vamos a apoyar de forma activa su difusión, su puesta en valor y ese tan deseado y necesario Centro de Interpretación.

Emilio Sanz / Pilar Sánchez (ArqueoTrip © – 2014 #TurismoCultural #EscapadaCultural)


También te puede interesar…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This