3 razones para visitar el Castro Celtibérico de El Ceremeño


Valor Cultural

El castro celtibérico está ubicado sobre un cerro testigo en la vega del río Saúco. No es un hábitat aislado, ya que otra serie de castros jalonan el recorrido de este arroyo. Fue descubierto en 1980 y se han realizado varias excavaciones arqueológicas, dirigidas por María Luisa Cerdeño.

El poblado es un recinto de unos 2000 m², lo que le confiere una buena posición estratégica tanto desde el punto de vista económico como defensivo, reforzado esto último por una espectacular muralla de piedra que rodea su perímetro.

El espacio que ocupa el castro y la distribución de sus estructuras se conoce bien pues las excavaciones han descubierto la mitad de su extensión y la totalidad de su dimensión. La disposición de los elementos arquitectónicos de las dos ocupaciones siguen el modelo de poblado de “espacio/calle central” con las viviendas dispuestas perimetralmente dando la parte trasera a la muralla y abriendo las puertas al interior.

El Ceremeño tiene una muralla que rodea en gran parte el perímetro del cerro, aunque hoy solo quedan completos sus costados sur y oeste y los cimientos del lado norte. La muralla es de sillares y lajas de piedra caliza, de una anchura de 2 a 2,5 metros y hasta 2 de altura y un perímetro conservado de alrededor de 85 metros. En la segunda ocupación del castro se modificó la configuración de la muralla, añadiendo en la esquina sureste un torreón y un codo en la esquina oeste, para evitar el flanqueo de la torre.

En la parte baja del valle, en la zona de vega, enfrente del cerro se ha localizado la necrópolis del poblado, con una utilización continuada a lo largo de la ocupación del castro.

Recursos para la visita e interpretación

El Ceremeño está señalizado y acondicionado para la visita. Se puede seguir la explicación del yacimiento por medio de los carteles dispuesto por el recorrido. Muchos de los objetos hallados, junto con fotografías, memoria de la excavación y explicación de su significado, se muestran en un pequeño museo localizado en el edificio del Ayuntamiento. Para la visita, es imprescindible concertar cita previa en el Museo Comarcal de Molina de Aragón.

Localización

Declarado Bien de Interés Cultural, se localiza en Herrería, Guadalajara


¿Qué vas a descubrir en el Castro Celtibérico de El Ceremeño que no encontrarás en otro lugar?


Es un magnífico ejemplo de asentamiento en altura de la Edad del Hierro con dos fases de ocupación, siglos VII-V a.C. El castro celtibérico está ubicado sobre un cerro testigo en la vega del río Saúco. No es un hábitat aislado, ya que otra serie de castros jalonan el recorrido de este arroyo. Fue descubierto en 1980 y se han realizado varias excavaciones arqueológicas, dirigidas por María Luisa Cerdeño.