MUSEO Y YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE LAS ERETAS

PREPARA TU VISITA


Ayuntamiento de Aroche
VISITA

¿QUÉ VAS A DESCUBRIR?

Yacimiento de Las Eretas

Un poblado fundado en el siglo VII antes de Cristo espera su visita para mostrarle cómo se vivía en la Edad del Hierro. Se trata del yacimiento arqueológico “Las Eretas”, ubicado en Berbinzana, un pueblo emplazado a orillas del río Arga, en la Zona Media de Navarra, a pocos kilómetros de Tafalla, Olite, Estella, Puente la Reina y Artajona.

El yacimiento muestra los restos de un poblado fortificado de los siglos VI y IV a. C., donde también se ha recreado un tramo de la muralla, un torreón y una vivienda de la época que podrá ver, recorrer y conocer con la ayuda de distintos recursos interpretativos.

Museo Arqueológico Las Eretas

El Museo Arqueológico Las Eretas ocupa un antiguo e interesante edificio industrial –la Fábrica de Conservas Sagarcho– construido a mediados del siglo pasado, que se ha restaurado y acondicionado convenientemente para alojar las piezas arqueológicas recuperadas en la excavación (herramientas, cerámicas, enterramiento infantil, urnas cinerarias, restos de alimentación, …), que están acompañadas de elementos expositivos de apoyo para su mejor comprensión. El museo también ofrece al público otros servicios.

LOCALIZACIÓN

Berbinzana, Navarra.

ACTIVIDADES RECOMENDADAS

Actividades culturales y de ocio

ORGANIZA TU VISITA

Horarios y condiciones de visita

RESERVA TU ALOJAMIENTO


Booking.com

VALOR CULTURAL

El yacimiento muestra los restos de un poblado fortificado de los siglos VI y IV a. C., donde también se ha recreado un tramo de la muralla, un torreón y una vivienda de la época que podrá ver, recorrer y conocer con la ayuda de distintos recursos comunicativos en un moderno museo monográfico.

Este yacimiento, incoado Bien de Interés Cultural, permanece abierto en fines de semana y festivos a lo largo de todo el año. Es uno de los antecedentes más antiguos encontrados en el Alto Ebro de una fortificación cuya morfología estuvo vigente sin grandes cambios hasta bien entrada la Baja Edad Media.

El Museo Arqueológico Las Eretas ocupa un antiguo e interesante edificio industrial –la Fábrica de Conservas Sagarcho–, que se ha restaurado y acondicionado convenientemente para alojar las piezas arqueológicas recuperadas en la excavación

El edificio se construyó entre los años 1958 y 1959 como fábrica de conservas, poco después de que Pablo Chocarro y Jesús Sagardoy fundaran la Sociedad “Sagarcho” (constituida en Tafalla el 26 de junio de 1958). En los años que estuvo en funcionamiento esta fábrica dio trabajo a numerosos vecinos de Berbinzana, fundamentalmente mujeres, que produjeron conservas enlatadas de tomate, pimiento, melocotón y espárrago comercializadas con la etiqueta “Sagarcho”.

Se trata de una sólida edificación de planta baja de tres crujías en “U” con patio abierto al suroeste y cubierta a dos aguas, conseguida mediante arcos y tableros de hormigón armado tensados por tirantes de acero que se apoyan sobre pilares de ladrillo macizo de tejería mecánica. El Museo ocupa la crujía central del edificio.
Hasta el año 1991, las noticias arqueológicas que se tenían del municipio de Berbinzana se reducían a la aparición en el entorno de su casco urbano de un miliario de la época de Constantino, algunas monedas romanas y abundantes restos cerámicos de esta misma atribución cultural.

Sin embargo, ese mismo año afloró un poblado de la fase antigua del Hierro con la suficiente entidad estructural y estratigráfica como para abordar su excavación horizontal, que se inició un año después, cuando se hizo una intervención sistemática en la que se comprobó su extensión, el interés científico de lo descubierto y su buen estado de conservación general. Su alto valor patrimonial motivó que la Dirección General de Cultura “Institución Príncipe de Viana”, recalificará ese espacio como de protección cultural.

Entre los años 1993 y 1996 se sucedieron varias campañas de excavación arqueológica sistemática en el yacimiento que exhumaron parcialmente la trama urbana de un poblado fortificado del Hierro Antiguo, destacando entre sus restos estructurales la muralla y los torreones que lo defendían así como varias casas en torno a una calle y plaza públicas que facilitaban la circulación peatonal en el interior de la ciudadela. A los datos arquitectónicos obtenidos sobre la fortificación y el urbanismo de este poblado protohistórico de caserío agrupado -datado entre los siglos VI y IV a. C.- hay que añadir la estructura interna de las viviendas que lo componen y su mobiliario, así como los restos muebles del ajuar doméstico y cultual en él recuperado típico de la cultura de los Campos de Urnas que, como es preceptivo, se depositó en el Almacén de Arqueología del Gobierno de Navarra.

TURISMO LOCAL

INFORMACIÓN DE TURISMO LOCAL
Información local

MAPA

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This