Visita al patrimonio arqueológico de Boiro

Visita al patrimonio arqueológico de Boiro. Megalitismo, el arte rupestre de la Edad del Bronce y la cultura castreña de la Edad del Hierro (*) Actividad propuesta por Comarca de Barbanza Arousa. Ver condiciones de las visitas y datos de contacto en la descripción de la actividad.

SKU: BOIR02 Categorías: , Etiqueta:

Descripción

Visita al patrimonio arqueológico de Boiro


 

Patrimonio arqueológico de Boiro – Vídeo del Centro Arqueológico do Barbanza en Boiro

Patrimonio Arqueológico de Boiro > Boiro acoge un extenso e interesante legado arqueológico, tanto prehistórico como histórico.

Centro Arqueológico do Barbanza

El Centro Arqueológico de Barbanza es un centro de interpretación pública diseñado para mostrar los principales restos arqueológicos de nuestro pasado. Antes de realizar la ruta de «As mámoas» o visitar cualquier yacimiento arqueológico de O Barbanza, primero tienes que visitar este museo. El Centro se sitúa en las inmediaciones del conjunto arqueológico formado por los Castros de O Neixón: Castro de Neixón Pequeño y Castro de Neixón Grande. La ubicación del Centro viene determinada en gran medida por la gran importancia del yacimiento arqueológico, pues los Castros de O Neixón son uno de los yacimientos más importantes del noroeste peninsular, como lo demuestran las diversas campañas de investigación arqueológica llevadas a cabo desde sus inicios. desde el siglo XX hasta la actualidad. Te ayudarán a entender mejor los restos y huellas del pasado de esta comarca. En este museo conocerás la vida de nuestros antepasados a través de muchos de sus objetos encontrados. En concreto, atiende a tres manifestaciones culturales que dominan el territorio por su magnificencia: el megalitismo del Neolítico, el arte rupestre de la Edad del Bronce y la cultura castreña de la Edad del Hierro.

Castros

Hace aproximadamente algo más de 2500 años, la población que habitan este territorio dejan de ser itinerantes, y se asientan definitivamente. Surgen las primeras aldeas permanentes, lo que comúnmente conocemos como castros; de los cuales conservamos más de una decena en Boiro, algunos de extraordinario interés como son los castros de Neixón que fueron declarados bien de interés cultural en 2011.

  • Castros de Neixón: En una pequeña península que se adentra en la Ría, se localizan dos pequeños asentamientos castreños, uno de ellos fue habitado hace más de 2500 años, y sus raíces se asientan en la transición entre la Edad del Bronce y la Edad del Hierro. Fue uno de los primeros yacimientos arqueológicos gallegos intervenidos con técnicas y métodos que podríamos considerar los albores de la arqueología como disciplina, sucedió en las primeras décadas del siglo pasado, y participaron en ellas los que hoy en día se consideran parte de los padres de la arqueología gallega, D. Fermín Bouza Brey y D. Florentino López Cuevillas. Estos primeros datos obtenidos durante las excavaciones arqueológicas servirán para publicar la primera síntesis científica de la prehistoria y protohistoria gallega. El Castro Grande, fue ocupado más tardíamente que el Pequeño, posiblemente con posterioridad al abandono de este, y gracias a las investigaciones realizadas sabemos que fue abandonado entorno al siglo III d.C. aunque posteriormente esta zona servirá para alojar una pequeña necrópolis tardo-antigua que está en proceso de investigación en estos momentos. ACCESIBILIDAD: Aparcamiento reservado. Visitas adaptadas para personas con discapacidad visual.
  • Castro de Achadizo: también denominado del Campo, pertenece al grupo de poblados que caracterizan a la Edad del Hierro de las Rías Baixas gallegas. Se sitúa en el extremo meridional de la península de Cabo da Cruz. El yacimiento fue objeto de excavaciones sistemáticas entre los años 1991 y 1994 arrojando unos resultados muy relevantes. Se trata de un poblado con una ocupación prolongada que ocupa prácticamente toda la Edad del Hierro (primer milenio a.C.). Se descubrió parte de la antigua muralla, edificada entre los siglos VI-V a.C. y varios muros de entre los que destacan los restos de una vivienda de planta circular que, con reformas y añadidos, se mantuvo en uso hasta el siglo I a.C., un período extraordinariamente largo. Pero sin duda los restos más interesantes fueron los concheros que son vertederos de basura de carácter masivo acumulados durante toda la vida del poblado y compuesto fundamentalmente de conchas de moluscos que comían sus moradores. Como también restos de huesos, fragmentos de recipientes cerámicos, objetos de bronce (fíbulas, agujas, anzuelos, …). Es difícil reconocer la apariencia original de este castro, en parte convertido hoy en un jardín urbano.

Ruta de “As Mámoas”

La presencia humana más antigua atestiguada en el término municipal son las majestuosas construcciones funerarias pertenecientes a las primeras comunidades de ganaderos y campesinos, que se conocen habitualmente con el nombre de túmulos o mámoas. Las más antiguas pueden tener una antigüedad superior a los 6000 años. Esta necrópolis forma una ruta de tránsito natural que te permitirá cruzar el interior de la sierra en todas las direcciones, siguiendo lo que hace miles de años fue una ruta espiritual con más de 30 dólmenes y túmulos (mámoas), destacando “A Casota do Páramo” y el “Arca do Barbanza”. El trazado de esta ruta prácticamente no discurre por pistas ni senderos y podrás hacerla por tu cuenta o en recorridos guiados que acostumbra a organizar el Centro Arqueolóxico do Barbanza. ACCESIBILIDAD: No practicable para personas con movilidad reducida.

  • Arca do Barbanza: Los túmulos son la máxima expresión que llegó a nosotros de las primeras sociedades productoras, que deciden levantar unas robustas construcciones para acoger el descanso eterno de los miembros de esas comunidades que perecen. Quizás uno de los ejemplos más sobresaliente sea el Arca do Barbanza. Se mantiene en relativo buen estado de conservación, apreciándose la cámara o dolmen que está formado por enormes losas de granito, alguna de ellas supera las 7 toneladas de peso.
  • Casota do Páramo: Es un magnífico ejemplo de las grandes cámaras funerarias del megalitismo gallego. Fue objeto de una pequeña intervención en la década de 1980, que permitió obtener información sobre su arquitectura. En el interior, una de las losas que formaba parte de la cámara conserva un grabado histórico que es una custodia o relicario junto a un cáliz, y que ambos fueron modificados, semejándose actualmente hoy más un sol y a un antropomorfo (figura humana conseguida al añadirle los brazos y manos al cáliz).

Petroglifos

Con el descubrimiento de los primeros metales, hace algo más de 4000 años, las comunidades prehistóricas del momento comienzan a dejar plasmadas en algunas rocas lo que hoy día consideramos la manifestación artística más genuina e identitaria de la prehistoria gallega: el arte rupestre galaico (a veces denominado como petroglifos, aunque esta es una acepción más amplia y genérica). Esta manifestación artística se desarrolla mediante la técnica del grabado realizadas sobre algunas rocas al aire libre de representaciones varias, tanto realistas como abstractos; destacan por ejemplo las figuras de cérvidos entre las primeras, o de combinaciones circulares entre las segundas.

  • Grabados de Pedra da Craba en Quinteiro (parroquia de San Vicente de Cespón): Cuando visitas esta obra de arte de más de 4000 años de antigüedad surgen muchos interrogantes: cómo para qué los hicieron, que ideas, valores o creencias trasmitían. Hoy sabemos que no son representaciones de actividades cotidianas, sino más probablemente formasen parte del imaginario de una sociedad campesina y ganadera que necesitan expresar de alguna forma sus creencias y rituales. ACCESIBILIDAD: No practicable para personas con movilidad reducida.
  • Petroglifos de San Ramón de Bealo (Laxe da Serpe o Laxe do Agoiro) de gran interés, pero posiblemente de origen histórico. A Pedra da Serpe hace alusión a un trazo curvo y sinuoso que ha sido interpretado como un ofidio, considerado por algunas culturas como animales malignos, y en otros como un animal bienhechor. Acompañando a esta representación sinuosa, nos encontramos cerca de cuarenta cruces, algunas insertadas dentro de círculos, así como otros trazos sinuosos. Las cruces posiblemente sean la instauración de Cristo como protector de las cosechas y animales o la cristianización de ciertos ritos paganos. ACCESIBILIDAD: No practicable para personas con movilidad reducida.
  • Combinaciones circulares de Loxo (parroquia de San Andrés de Cures): es otra de las opciones de arte rupestre recomendadas. ACCESIBILIDAD: No practicable para personas con movilidad reducida.

INFORMACIÓN PRÁCTICA PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO DE BOIRO

Mancomunidade de Municipios Barbanza Arousa

 Concello de Boiro – Patrimonio arqueológico de Boiro


RESERVAR UN ALOJAMIENTO EN BOIRO PARA VISITAR EL PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO DE BOIRO



Booking.com


CÓMO LLEGAR A LA OFICINA DE TURISMO DE BOIRO

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Visita al patrimonio arqueológico de Boiro”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This