3 razones para visitar la Cueva de Tito Bustillo y el Centro de Arte Rupestre


Valor Cultural

La cueva de Tito Bustillo es uno de los conjuntos rupestres más importantes del Arte Paleolítico. Alberga doce conjuntos grabados y pintados que se desarrollan a lo largo de 800 metros. Grabados y pinturas se superponen a lo largo de más de 10.000 años: desde el 25.000 hasta el 10.000 antes del presente.

Recursos para la visita e interpretación

Dispone de un completo Centro de Arte Rupestre y exposición permanente, que permite a los visitantes conocer cuándo se produjo el descubrimiento de la cueva, su valor geológico, quiénes la habitaron y cómo son las muestras de arte rupestre que conserva en su interior. La visita a la cueva original está restringida a un número máximo de 15 personas por pase, por lo que es imprescindible realizar reserva previa.

Localización

La Cueva de Tito Bustillo,  junto con otros 16 santuarios de arte rupestre de la Cornisa Cantábrica, fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en 2008. Se localiza en Ribadesella, Asturias.


¿Qué vas a descubrir en la Cueva de Tito Bustillo y el Centro de Arte Rupestre que no encontrarás en otro lugar?


La cueva de Tito Bustillo conserva doce conjuntos de arte rupestre distribuidos por toda la cavidad. La rica variedad de estas manifestaciones, con pinturas y grabados de signos, animales y representaciones antropomorfas, hacen que la cueva de Tito Bustillo sea considerada uno de los mejores ejemplos de arte rupestre paleolítico de Asturias y uno de los yacimientos más completos de toda la Cornisa Cantábrica.