3 razones para conocer la Iglesia Visigoda de San Pedro de la Nave


Valor Cultural

Es una visita imprescindible, tanto por el diseño de su estructura y por la integración entre un perfecto estudio de volúmenes, interiores y exteriores, y una decoración escultórica excepcional para la época, una de las más sobresalientes de la arquitectura visigoda, como por el magnífico estado de conservación en que se encuentra. Fue descubierta y estudiada inicialmente por Manuel Gómez Moreno y trasladada en 1930 desde su emplazamiento original, que iba a quedar cubierto por el agua del pantano del Esla. Su traslado, que obligó a desmontarla piedra a piedra y volver a montarla en el nuevo emplazamiento, permitió conocer mucho más profundamente, no sólo la estructura original de este monumento, sino también las características del arte visigodo.

Recursos para la visita e interpretación

Dispone de horarios de visita y también visita concertada.

Localización

Declarado Bien de Interés Cultural desde 1912 se localiza en El Campillo, Zamora.


¿Qué vas a descubrir en la Iglesia Visigoda de San Pedro de la Nave que no encontrarás en otro lugar?


Un templo que se remonta a finales del siglo VII, pues debió construirse entre los años 680 y 711, es decir, en los años previos a la conquista musulmana, por lo que puede tratarse de una de las últimas obras del arte visigodo en la Península Ibérica. Es, seguramente, el monumento más interesante que nos ha llegado del periodo visigodo y uno de los mejores del arte español altomedieval.