3 razones para visitar los Baños Árabes de Ronda


 

Valor Cultural

Se encuentran en el antiguo arrabal islámico, actualmente denominado Barrio de San Miguel, en el extrarradio de lo que fue, en su momento, la medina musulmana de Ronda. Según las costumbres de la época, los visitantes debían purificarse antes de entrar a la ciudad y por este motivo se creó el recinto termal.

Los Baños Árabes se construyeron a finales del siglo XIII o principio del XIV y por sus dimensiones debieron de ser los principales de la ciudad. Fueron construidos junto al Arroyo de las Culebras, lugar perfecto para el abastecimiento de agua, que se desplazaba a través de un sistema de noria y acueducto.

En 1935 el yacimiento fue adquirido por el Estado. Las excavaciones realizadas hasta ahora han permitido rescatar las tres salas de baño (fría, templada y caliente) y las cubiertas con bóvedas de cañón (horadadas por tragaluces en forma de estrella), que se comunican por arcos de medio punto. Se conservan parte de las calderas y los sistemas de conducción de agua.

Recursos para la visita e interpretación

Los Baños Árabes de Ronda han sido objeto de una restauración durante los últimos años y actualmente pueden ser visitados para disfrutar de esta maravilla arquitectónica y artística. Dispone de todos los recursos necesarios para su interpretación, incluyendo servicio de guía.

Localización

Declarados Bien de Interés Cultural en 2005, se localizan en Ronda, Málaga.


¿Qué vas a descubrir en los Baños Árabes de Ronda que no encontrarás en otro lugar?


Cuentan con la singularidad de conservar completa su estructura, con las diferentes estancias e instalaciones, siendo por ello uno de los mejor conservados de época musulmana en la Península Ibérica.