3 razones para visitar el Museo Romano Oiasso


Valor Cultural

El Museo Oiasso es un museo arqueológico que reúne los restos de época romana hallados en Irun, la antigua Oiasso que citan las fuentes romanas. Tiene la misión de dar a conocer el patrimonio arqueológico de la zona y convertirse en el centro de referencia del conocimiento y divulgación de la época romana en el Golfo de Bizkaia.

Junto con la colección del propio museo, Oiasso gestiona la visita a la Ermita de Santa Elena (ermita medieval que alberga en su interior la necrópolis romana) y el entorno minero de Irugurutzeta, en el que destacan los hornos de calcinación de mineral del s. XIX.

Recursos para la visita e interpretación

El museo cuenta con un servicio de visitas guiadas, bajo reserva, a la colección permanente, exposiciones temporales, ermita de Santa Elena y entorno minero de Irugurutzeta. Para una visita interactiva en familia, está disponible la app “”Las Doce Pruebas de Hércules””, que puede realizarse desde las propias tablets del museo o descargándola gratuitamente de Google Play.

Para los centros escolares se ofrecen visitas guiadas adaptadas a los contenidos curriculares de las distintas asignaturas y ciclos formativos. Existen a disposición de los documentes unos materiales didácticos para el ciclo de Primaria. También se ofrecen recorridos temáticos a Euskaltegis, grupos específicos, ciegos, etc. La colección permanente cuenta con una maqueta que reconstruye el yacimiento arqueológico y numerosos recursos audiovisuales.

Localización

Museo Romano Oiasso se ubica en la calle Eskoleta, 1, 20302 Irun Guipúzcoa


¿Qué vas a descubrir en el Museo Romano Oiasso que no encontrarás en otro lugar?


Oiasso es el acontecimiento arqueológico más importante del panorama guipuzcoano de finales del siglo XX. De la nada, gracias a las investigaciones realizadas por el equipo de la sociedad Arkeolan, ha emergido una ciudad romana cuya superficie urbana se evalúa entre 12 y 15 hectáreas. La importancia de la presencia romana en la costa cantábrica del País Vasco, reconocida en distintos yacimientos pero de especial importancia en el caso de Oiasso, ha remodelado completamente la historiografía y las distintas hipótesis de investigación del mundo romano de la vertiente cantábrica.

Además, gracias a las especiales condiciones de conservación, en el yacimiento del puerto (uno de los pocos conservados en todo el mundo romano) se encontraron, en perfecto estado de conservación, materiales orgánicos: objetos de cuero, madera, semillas, etc. Se trata de algo excepcional en el registro arqueológico.