3 razones para visitar Medina Azahara


Valor Cultural

Madina Azahara (Madinat al-Zahra) es una ciudad islámica de nueva construcción que ocupa más de cien hectáreas. Fue mandada construir por Abd al-Rahman III en el año 936 como parte de su programa político, económico e ideológico. Fue residencia del Califa, centro de gobierno y capital de al-Andalus. Siguiendo la disposición en terrazas encontramos que la primera corresponde a la zona residencial del califa, seguido por la zona oficial (Casa de los Visires, cuerpo de guardia, Salón Rico, dependencias administrativas, jardines…) para finalmente albergar a la ciudad propiamente dicha (viviendas, artesanos…) y la Mezquita Aljama, separadas de las dos terrazas anteriores por otra muralla específica para aislar el conjunto palatino.

Recursos para la visita e interpretación

En 2009 se inauguró la nueva sede institucional. Un edificio que cuenta con 7.293 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, dotado de un área cultural, expositiva y didáctica, compuesta por auditorio, exposición permanente que muestra la historia de la ciudad califal, con recursos interactivos y audiovisuales, una biblioteca y un aula didáctica.

Localización

Declarado Bien de Interés Cultural en 1923, se localiza a tan sólo 5,5 kilómetros de Córdoba.


¿Qué vas a descubrir en Medina Azahara que no encontrarás en otro lugar?


Medina Azahara está considerada como una obra cumbre del arte islámico y uno de los complejos monumentales más originales de la arquitectura hispanomusulmana. Se concibió y construyó como una ciudad de nueva planta y fue posteriormente abandonada. Esto hace de Medina Azahara un yacimiento arqueológico único.