3 razones para visitar el Museo Arqueológico Nacional


Valor Cultural

El Museo Arqueológico Nacional (MAN) muestra la historia de España desde los orígenes de la hominización hasta el siglo XIX a través de la arqueología, y ofrece un recorrido esencial por las principales civilizaciones antiguas del ámbito Mediterráneo, como Grecia y Egipto. En la colección permanente se exhiben más de 15.000 piezas distribuidas en 40 salas y casi 10.000 m2 de superficie.

Recursos para la visita e interpretación

El museo es totalmente accesible y está adaptado para personas con necesidades especiales, con discapacidad motora, auditiva o visual.

La visita puede realizarse con el apoyo de las guías multimedia de alquiler y, también, con una aplicación gratuita para dispositivos móviles, que puede descargarse desde los puntos wifi habilitados en las salas. Los recursos audiovisuales desempeñan un papel importante. Se han realizado 55 vídeos, repartidos a lo largo de todo el recorrido, que contextualizan y apoyan el discurso museográfico.

Localización

Creado mediante Decreto el 20 de marzo de 1867, se localiza en la calle de Serrano nº 13. El Museo Arqueológico Nacional está situado junto a la Plaza de Colón, en el corazón de Madrid. 


¿Qué vas a descubrir en el Museo Arqueológico Nacional que no encontrarás en otro lugar?


Es el museo más importante de historia de España. Conserva la mejor colección de bienes arqueológicos de nuestro país, desde el bifaz paleolítico a delicados marfiles medievales; de los omóplatos grabados de la Cueva del Castillo, pasando por la estética abstracta del llamado Ídolo de Extremadura, hasta la belleza clásica de la Dama de Elche; de las esculturas romanas o el crucifijo románico de Don Fernando y Doña Sancha hasta el Héctor ecuestre de Filarete, por destacar solo algunas de sus piezas más emblemáticas. El museo posee también la colección numismática más importante de España y uno de los mejores conjuntos de cerámica griega del mundo.

En el exterior del edificio principal, se puede visitar una reproducción de las pinturas rupestres de la cueva de Altamira.