3 razones para visitar el Parque Megalítico de Gorafe


Valor Cultural

El proyecto de puesta en valor del parque megalítico de Gorafe comenzó en 1998 con la consolidación y recuperación de los dólmenes deteriorados por la acción humana y ambiental. Del total de 242 dólmenes inventariados desde las primeras excavaciones realizadas en 1868 hoy se conservan 200. Tras la restauración de aquellos elementos más interesantes por su valor didáctico se establecieron tres rutas señalizadas para la visita, la ruta de las Hoyas del Coquín de 1200 metros, del Llano de Olivares de 3610 metros y de las Majadillas de 2150 metros, con diversos paneles explicativos.

Los dólmenes han sido datados desde el Neolítico medio (2800 a.C.), relacionados con agricultores vinculados a la Cultura almeriense, hasta la Edad de Bronce I (entre el 2300-1800 a.C.) asociados a sociedades ganaderas y agrícolas de la cultura de El Argar establecidas en diversos poblados a los largo del río

Las dos necrópolis presentes en la ruta de Hoyas del Coquín (Coquí alto y Coquín Bajo) están datadas en la Edad de Bronce I (entre el 2300-1800 a. C.). Poseen 20 dólmenes, los de mayor tamaño de la zona llegando a alcanzar un alzado máximo de 2,20 metros y en los que se utilizaron losas de mayores dimensiones.

Recursos para la visita e interpretación

En el proyecto de puesta en valor de las rutas y dólmenes en el centro del municipio de Gorafe se construyó el Centro de Interpretación del Megalismo, un edificio circular de 634 m2 y cinco salas acondicionadas con técnicas expositivas modernas. En este centro se proyecta un documental en 3D que explica el desarrollo de las diferentes culturas que habitaron el valle de Gorafe y se muestran las técnicas constructivas utilizadas en los monumentos funerarios.

Localización

Se localiza en Gorafe, Granada


¿Qué vas a descubrir en el Parque Megalítico de Gorafe que no encontrarás en otro lugar?


Es uno de los mejores ejemplos del megalitismo del sur de la Península ibérica por su alto número de monumentos funerarios. Los sepulcros megalíticos (dólmenes) de la zona de Gorafe están rodeados de un paisaje extraordinario llamado Bad Lands.

En la zona se han identificado hasta 11 necrópolis en los 20 kilómetros del cauce del río Gor y varios asentamientos de la Edad de Bronce. Se conservan restos de aproximadamente 200 dólmenes con tipologías muy variadas, desde los más simples enterramientos con planta pentagonal hasta grandes enterramientos con falsa cúpula. Las dimensiones de estos enterramiento son también diversos existiendo ortostatos de hasta 2,20 metros de altura y diámetros de la cámara de 2,5 metros. El ajuar funerario asociado a las inhumaciones ha permitido su datación desde el Neolítico hasta finales de la Edad del Bronce.