3 razones para visitar la Ciudad Romana y Visigoda de Ercávica  


Valor Cultural

Citada en la antigüedad por autores como Tito Livio, que la calificará como “potens et nobilis civitas”, y por Ptolomeo. Sabemos que el primer contacto con los romanos se produce en el siglo II a. C. Desde el siglo I a. C. se constata un desarrollo urbanístico constructivo impulsado por el emperador Augusto, que dota a Ercávica de los edificios públicos y, posiblemente, de su categoría de municipio. Este impulso se mantiene hasta el siglo II d. C., y será hacia mediados del siglo III cuando se producirá el declive de la ciudad.

Ercávica es una ciudad imponente de más de 20 hectáreas de superficie y un buen ejemplo del urbanismo romano en el interior de Hispania. Las excavaciones arqueológicas se remontan a 1972 y han permitido recuperar numerosas estructuras de gran valor arqueológico y cultural. Destaca su recinto amurallado, sus calles, sus viviendas y domus, construidas aprovechando el desnivel topográfico en diferentes terrazas, la llamada “casa del médico”, el conjunto del foro, con la basílica, la curia, las tabernas, los criptopórticos, las cisternas, las termas, etc.

Además, se han descubierto importantes restos del período visigótico, ya que fue sede episcopal (con el nombre de Arcávica), como la Fuente del Pocillo (baptisterio que reutiliza una fuente romana), una necrópolis excavada en la roca con una cueva eremítica o el monasterio Servitano.

Por último, destacar que desde la acrópolis de Ercávica son visibles los restos de La Isabela, el balneario edificado bajo mandato de Fernando VII.

Recursos para la visita e interpretación

El yacimiento dispone de recorridos señalizados con paneles explicativos, si bien es una buena opción utilizar el servicio de guía turístico, realizado por arqueólogos profesionales, que permite conocer con gran detalle los valores culturales específicos de Ercávica. Dispone de un edificio parcialmente rehabilitado, la domus 4, con la reconstrucción de un peristilo en el centro que da al visitante una visión del pasado más completa. Además, se organizan otras actividades de dinamización como talleres infantiles, representaciones teatrales, etc.

Localización

Declarado Bien de Interés Cultural en 1978, se localiza en Cañaveruelas,  Cuenca.


¿Qué vas a descubrir en la Ciudad Romana y Visigoda de Ercávica que no encontrarás en otro lugar?


Una ciudad romana con algunos elementos casi exclusivos, como su recinto amurallado, uno de los pocos ejemplos de murallas tardorrepublicanas (siglo I a. C.), una sauna subterránea construida íntegramente con sillares de piedra, una fuente romana reutilizada como baptisterio y los restos del monasterio Servitano.