3 razones para visitar la réplica de la Cueva de Ekain


Valor Cultural

Es conocida por sus pinturas rupestres magdalenienses de hace 14.000-13.000 años, y hay que subrayar su excepcional estado de conservación. En la cueva existen aproximadamente 70 figuras de animales, 64 de ellas pintadas y 6 grabadas, aparte de algunos signos de difícil interpretación. Para la realización de la réplica del panel de las pinturas, se partió de una tomografía digital en 3D de las salas originales, tardó más de dos años en plasmarse en polietileno, recubierto después de mortero y posteriormente policromado. Se representó la práctica totalidad de las pinturas de la cueva original, empleando para ello los mismos pigmentos. Se encuentra en un entorno geográfico de gran densidad de yacimientos arqueológicos prehistóricos.

Recursos para la visita e interpretación

Dada la importancia del yacimiento y las características de la cueva, se decidió no abrirla al público y realizar una réplica de la misma, junto a un equipamiento cultural más extenso que explica el periodo prehistórico en el que se realizaron las pinturas. Fruto de ese proyecto es Ekainberri, la réplica de la Cueva de Ekain. 

Es necesario comprar las entradas en el Punto de Atención al Visitante, situado en Portale kalea 1, 20740 Zestoa

Localización

La Cueva de Ekain, junto con otros 16 santuarios de arte rupestre de la Cornisa Cantábrica, fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en 2008. Se localiza en Zestoa , Guipúzcoa.


¿Qué vas a descubrir en la réplica de la Cueva de Ekain que no encontrarás en otro lugar?


El caballo es la figura más representada. Su conjunto ecuestre es uno de los más bellos y ricos del arte franco-cántabro, y es considerado como el mejor lienzo de pared en su categoría.

Aparte de disfrutar de las pinturas rupestres de Ekain a través de sus copias, también permite sumergirse en la forma de vida de la Prehistoria a través de sus talleres de arqueología experimental.