3 razones para visitar el Yacimiento Celta de Capote


Valor Cultural

El yacimiento arqueológico del Castrejón de Capote es un poblado celta perteneciente a la Beturia Céltica. Aunque las primeras evidencias de actividad humana se remontan dos mil años antes, los restos que podemos contemplar en la actualidad pertenecen a un asentamiento de tipo castreño fundado posteriormente y habitado entre los siglos V-I a. C. Tiene una configuración en forma de península y ocupa unas cuatro hectáreas  de superficie, en parte llana en parte embarrancada, sobre los arroyos Sillo y Álamo que se unen en su extremo occidental.

El castro estaba protegido por un sistema defensivo bastante complejo, compuesto por grandes murallas de piedra. En su extremo más accesible, se construyó la puerta principal con un callejón flanqueado por robustos bastiones. Además se le adosaron en su parte posterior, dos potentes edificaciones que reforzaron el dominio de las defensas, constituyendo una verdadera “fortaleza”. De ellos, a lo largo de sus extremos, salen líneas de murallas que, con torres emplazadas en los puntos más débiles del perímetro, recorren el poblado sobre los límites del barranco. Además se construyeron otros sistemas defensivos alternativos. En cuanto al aspecto urbanístico, en torno a la calle central se organizaban callejones y viviendas adosadas formadas por dos estancias. En el centro del poblado se localiza el santuario, sepultado intencionadamente en el siglo II a.C. por los romanos. El poblado debió de ser súbitamente abandonado hacia el año 100 a. C., aunque se conservó algún centro de culto religioso en Capote en época de la dominación romana, una vez abandonado el poblado, como prueba el hallazgo de un depósito de figurillas de dioses, lámparas y vasos de lujo romanos, fechados en el año 45 d. C., bajo el gobierno del Emperador Claudio.

El patrimonio etnográfico de Capote resulta también interesante y significativo, ya que pueden ser visitadas varias edificaciones que son fiel reflejo de los modos de vida tradicionales de la zona. Al valor patrimonial hay que añadirle el paisajístico, de una gran belleza y riqueza.

Recursos para la visita e interpretación

El Centro de Interpretación del Castrejón de Capote dispone de una recepción para visitantes y una sala expositiva en la que mediante un discurso narrativo dirigido a todo tipo de público se explica pormenorizadamente el yacimiento. Allí se puede encontrar paneles gráficos, reproducciones de objetos hallados en las excavaciones, una maqueta del poblado y un audiovisual con tecnología 3D, que reconstruye la historia y evolución del Castrejón de Capote. Hay audioguías y las visitas son libres o guiadas (grupos y concertadas con anterioridad).

Localización

El yacimiento arqueológico del Castrejón de Capote se sitúa en el término municipal de Higuera la Real, en la antigua carretera N-435, a unos 7 kilómetros del casco antiguo urbano, en el límite provincial de Badajoz con Huelva, cerca de la frontera de Portugal.


¿Qué vas a descubrir en el Yacimiento Celta de Capote que no encontrarás en otro lugar?


El Castrejón de Capote es un poblado céltico de una indudable importancia que no pasa desapercibido para todo aquel que lo visita. Es el único yacimiento celta conservado y musealizado de la Beturia Céltica en Extremadura. Además, se encuentra ubicado en un paraje natural de gran belleza y de una gran riqueza florística y faunística, y posee restos etnográficos de gran interés como un molino de rodezno del siglo XV, un antiguo chozo, zahúrdas etc. Todo junto; arqueología, naturaleza, etnografía e historia, se aúnan en el Castrejón de Capote convirtiéndose en un lugar de una gran riqueza e interés turístico.