3 razones para visitar Cancho Roano


Valor Cultural

Es el conjunto de origen tartésico mejor conservado de la península Ibérica y se considera por su singularidad, un yacimiento excepcional y único, tanto por su forma como por su tamaño y su estado de conservación. Se fecha entre el S VII a.C hasta el S IV a.C. momento de su destrucción por un incendio.

Cancho Roano se ha definido como un centro comercial de carácter religioso pues el hallazgo de un gran número de molinos de grano, de telares o de vasos rituales parece evidenciar la existencia de rituales religiosos. El descubrimiento de varios edificios superpuestos, así como la existencia de varios altares, dos de ellos en forma de piel de bóvido, marca aún más su significado religioso y avalan el interés de este lugar desde épocas muy anteriores a la del santuario actual.

El cuerpo principal del edificio, de planta cuadrada, se orienta hacia el Este, y está rodeado por un foso de escasa profundidad, que contiene agua de forma permanente. En su interior se han hallado abundantes objetos, tales como ánforas conteniendo cereales, alubias, frutos secos y posiblemente vino, molinos de piedra, vasijas de cerámica y de metal, cerámica procedente del Ática datada entre 430 y 375 a. C., muebles adornados de marfil, anillos y pendientes de plata, recipientes de perfume, piezas de juegos, accesorios de caballería, armas de hierro o estatuillas y esculturas de bronce de gran calidad, así como los restos de un hombre y seis mujeres.

El conocimiento que tenemos de Cancho Roano se debe en gran medida al excepcional estado de conservación. El edificio sufrió un incendio y fue clausurado mediante el tapiado de sus puertas y ventanas, dejando en su interior todos los objetos que contenía en ese momento.

Recursos para la visita e interpretación

Al lado del yacimiento se dispone de un excelente Centro de Interpretación que sirve de apoyo a la visita del yacimiento para conocer su naturaleza, su contexto histórico, geográfico, cultural, así como los proyectos de investigación que han permitido su recuperación e investigación.

Localización

Declarado Bien de Interés Cultural se localiza en Zalamea la Serena (Badajoz)


¿Qué vas a descubrir en Cancho Roano que no encontrarás en otro lugar?


Es el conjunto de origen tartésico mejor conservado de la península Ibérica y se considera por su singularidad, un yacimiento excepcional y único, tanto por su forma como por su tamaño y su estado de conservación. Se fecha entre el S VII a.C hasta el S IV a.C. momento de su destrucción por un incendio.