3 razones para visitar el Castellum Romano de Can Blai


Valor Cultural

Es una fortificación de tipo quadriburgium, quizá vinculada a la vigilancia costera.  De planta cuadrangular, de 40×40 m., cuenta  con cinco torres de vigilancia, una en cada esquina, y otra que protege la puerta de acceso. Se levanta a escasa distancia del llamado “cami vell” que cruzaba la isla, donde se conservan los restos de una antigua cisterna, cuya función, con toda probabilidad, sería proporcionar agua a los posibles usuarios de la fortificación.

Recursos para la visita e interpretación

El recinto ha sido restaurado recientemente y se están realizando campañas regulares de excavación arqueológica. Dispone de paneles explicativos.

Localización

Declarado Bien de Interés Cultural en 1994, se localiza en las proximidades de Sant Ferran de ses Roques, en el lugar conocido como Can Pins, Formentera.


¿Qué vas a descubrir en el Castellum Romano de Can Blai que no encontrarás en otro lugar?


El Castellum romano de Can Blai, o Can Pins, es el testimonio más importante conservado del paso de los romanos por Formentera, en el Bajo Imperio, hacia el siglo III d. C.