3 razones para visitar la Bastida de Totana


Valor Cultural

La Bastida de Totana se ubica sobre un cerro de perfil cónico que fue ocupado entre aproximadamente 2200 y 1550 antes de Cristo. A lo largo de los casi siete siglos de ocupación, el asentamiento sufrió reestructuraciones y renovaciones arquitectónicas. La fase más importante (fase III) mostraba una trama urbana basada en una densa red de edificios de planta rectangular, trapezoidal o absidal, cuyas superficies oscilan entre 10 y más de 70 m2 y donde se distribuían las actividades de producción, almacenamiento y consumo. Los edificios ocupaban terrazas artificiales dispuestas paralelamente a lo largo de las laderas del cerro, hallándose en ocasiones separados por angostos accesos de menos de un metro de amplitud.

El elemento arquitectónico más emblemático hallado hasta el momento en La Bastida es el sistema de fortificación localizado al norte del área de habitación. Las dataciones de Carbono-14 indican que la fortificación se encontraba ya en pie hacia 2200-2100 a. C. Su antigüedad y el alzado conservado de muros y torres convierten este hallazgo en uno de los más importantes de la arqueología europea de los últimos años. Otra construcción monumental, en este caso en la ladera baja sureste, está representada por una balsa de gran tamaño con una capacidad superior a 300 000 litros.

El tamaño y la densidad de los edificios han permitido estimar la población en unos 1000 habitantes. Se han documentado un total de 237 tumbas, la mayor parte en urnas. Las diferencias en el ajuar funerario permitieron identificar la existencia de clases sociales en la sociedad argárica representadas todas ellas en el conjunto funerario de La Bastida.

Recursos para la visita e interpretación

Las instalaciones situadas al pie del yacimiento han sentado las bases para la fundación de un centro de investigación y de difusión, en el marco de un futuro parque arqueológico. Para que los visitantes puedan trasladarse a lo que debió ser la ciudad de La Bastida, se ha elaborado un itinerario que recorre el barrio ubicado en el piedemonte suroriental. De esta manera, las personas que visiten el yacimiento pueden acceder a la balsa y a las distintas habitaciones, donde se han instalado plafones explicativos en cada recinto. Para ello, se ha acondicionado el camino, restaurado los distintos elementos muebles de las habitaciones, tales como banquetas y hornos, y se han elaborado réplicas de las vasijas de almacenaje y los contenedores funerarios.

Con el ánimo de abrir las puertas de este yacimiento y su estudio, en la actualidad se realizan visitas guiadas para distintos tipos de público.

Localización

Declarado Bien de Interés Cultural en 2015, se localiza en Totana, Murcia.


¿Qué vas a descubrir en la Bastida de Totana que no encontrarás en otro lugar?


Se trata de uno de los poblados más extensos (4,5 ha. como estimación mínima) de los inicios de la Edad del Bronce en Europa continental y está considerado como uno de los asentamientos más importantes de la Prehistoria reciente europea. Formó parte de la red de centros neurálgicos argáricos, con incipiente urbanismo y en los que se detectan desigualdades políticas y económicas.