3 razones para visitar el Parque Arqueológico de Atapuerca


Valor Cultural

Los yacimientos arqueológicos de Atapuerca son un tesoro arqueológico único en Europa. Registran la historia de la humanidad desde hace aproximadamente 1.500.000 años. A lo largo de unos seis kilómetros de sierra se registran signos de actividad humana desde el Paleolítico hasta el Neolítico y la Edad del Bronce, que reflejan la vida de homínidos cazadores y recolectores, primero, y agricultores y ganaderos, después.

Recursos para la visita e interpretación

A pocos kilómetros de la capital burgalesa y en pleno Camino de Santiago, el viajero tiene a su alcance el Parque Arqueológico de Atapuerca, con una completa oferta de actividades y servicios en un entorno natural y cultural excepcional.

Localización

Declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el 30 de noviembre de 2000, se localiza en Ibes de Juarros, Burgos.


¿Qué vas a descubrir en el Parque Arqueológico de Ataperca que no encontrarás en otro lugar?


Los yacimientos de la Sierra de Atapuerca son los únicos en Europa en los que es posible seguir la evolución de los modos de vida de los primeros humanos que habitaron el Viejo Continente, hace aproximadamente un millón de años, hasta épocas muy recientes. Cuatro especies distintas de homínidos –descubiertas hasta ahora- dejaron su rastro en este yacimiento de la provincia de Burgos, declarado en 2000 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Los yacimientos son excepcionales por la abundancia de registro fósil, su buena conservación e importancia científica. Los útiles líticos que se han encontrado abarcan todas las etapas tecnológicas, desde las formas más primitivas del tallado de piedra hasta aquellas que pertenecen a la Edad del Bronce.