3 razones para visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos


Valor Cultural

Desde época romana, la muralla sur de la ciudad pasaba por el solar del actual Alcázar; además, en este entorno se ubicaba el puerto fluvial en época de Augusto. El edificio que hoy es el Alcázar de los Reyes Cristianos tiene su origen, como fortificación, en un castellum datado en el siglo VI. En época hispanomusulmana (siglos VIII – XII) la fortaleza tardoantigua se integra en el amplio alcázar califal. En época almohade (siglo XII) se acrecienta el carácter militar de este espacio. Con Alfonso XI se reforman los espacios de época almohade, definiéndose el actual edificio de planta cuadrangular.

Cabe destacar en su conjunto diversos espacios arquitectónicos como: La Torre de los Leones; la Torre del Homenaje, en cuya base se ubicaba el aljibe que abastecía los Baños Reales; el Salón de los Mosaicos, con una magnífica colección de mosaicos que decoraban los suelos de algunas viviendas de época romana (siglos II y III) excavadas en la Plaza de la Corredera a mediados del siglo XX; el Patio Oriental; el Patio Mudéjar, integrado en la tradición del patio ajardinado hispanomusulmán y que, además, se corresponde al patio principal del alcázar medieval de Alfonso XI; y, por supuesto, no debemos olvidar los Baños Reales de tradición árabe construidos bajo el reinado de Alfonso XI.

Recursos para la visita e interpretación

Está disponible una App. descargable de guía multimedia con subtítulos, vídeos en lengua de signos y audiodescripciones, así como una página web para realizar una visita virtual.

Localización

Declarado Bien de Interés Cultural desde 1931, se localiza en Córdoba.


¿Qué vas a descubrir en el Alcázar de los Reyes Cristianos que no encontrarás en otro lugar?


El Alcázar de los Reyes Cristianos es un espacio relativamente pequeño en el que se puede conocer una amplia muestra de la evolución histórica de la ciudad de Córdoba, desde la época romana hasta el siglo XVIII.